Buscar

RAQUEL

Actualizado: 30 de nov de 2020

Se tiene la creencia que los ángeles son seres sobrenaturales, fantásticos y mitológicos. Muchas personas afirman la existencia de ellos, otros dudan de ella. Jamás me he considerado seguidora de las religiones que hablan de los ángeles, o de ninguna religión en general. Sin embargo, hay algo que me atrevo a afirmar con certeza; Raquel fue un ángel en el cuerpo de una mujer.



(Ilustrado por: Daniela Bravo)

Son incontables las veces que la chica de cabello largo y oscuro, la segunda de cinco hermanos, la amante del baile, de la vanidad y de la diversión impactó el pequeño mundo de aquellos que la rodeaban. Ella vivió sin miedo; jamás le temió a defenderse o a defender a las personas que amaba. Elisa, su hermana menor, aun recuerda la vez que Raquel enfrentó a Jorge, el mayor de los hermanos, quien le estaba dando una paliza, cosa que no estaba mal visto en la época, que era parte de la cotidianidad. Para Elisa, Raquel fue un lugar seguro, fue proteccion. Le enseñó a vivir dejando de lado sus miedos. Elisa eventualmente lo logró.

Para Adrian, Raquel fue amor, paciencia y compañía. El recuerdo de sus hipnotizantes ojos verdes llenos de esperanza y su cálida sonrisa permanece intacto en su memoria. Raquel era la viva representación del amor incondicional y puro. Adrian jamás se sintió solo con Raquel a su lado. Le enseñó no solo el amor hacia las personas, sino hacia las cosas en general, hacia los detalles que podían a veces darse por sentados , sentir el viento, o salir al sol. Adrian, aunque fuera un hombre que por sí mismo conocía el amor, cada día fue asombrándose por las enseñanzas de Raquel acerca del mismo.


Para Eva, su hija, Raquel fue su idola, su ejemplo a seguir. Raquel simbolizó fortaleza y perseverancia, jamás le permitió rendirse ante un obstáculo, siendo un apoyo para que lograra superar el que se le presentara. Siguiendo el ejemplo y las enseñanzas de su madre, Eva creció para volverse tanto una mujer trabajadora y persistente como una madre ejemplar.

Desde los primeros días de vida de su nieta, Raquel se encargó de que ella se sintiera amada y valorada por ser auténtica. En un mundo en el que se le ponían expectativas demasiado altas, Raquel se aseguró de que Alba lograra valorarse completamente, pese a sus tropiezos y errores. Eso significó Raquel para Alba, libertad, espontaneidad y confianza. Alba desde su primer día de vida tuvo a alguien que constantemente le recordó lo importante que era tener amabilidad consigo misma, base sólida que le permitió guiar su vida.

Raquel fue capaz de liderar, crear, acoger, amar y salvar. Ayudó a salvar a Elisa del miedo, a Adrián de la soledad, a Eva de la debilidad y a Alba de la desconfianza. Salvó sin la intención de salvar, sin darse cuenta de que lo estaba haciendo. Enseño inconscientemente, y esas enseñanzas trascendieron por generaciones.

Raquel sin duda fue un ángel en la tierra; y aunque sus días en esta fueran limitados, fueron suficientes para que su impacto perdurase infinitamente. Raquel fue, y aún sigue siendo el ángel de Elisa, de Adrian, de Eva y de Alba; y por ende, el ángel de aquellos que fueron impactados por cada uno de ellos. Pese a la pronta llegada de su ausencia, su recuerdo fue inmortalizado. Raquel logró dejar huella en la identidad de tanto Eva y Alba como de Elisa y Adrian. Ellos, indudablemente, le atribuyen una parte de sí mismos a su ángel.


16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

#1