Buscar

Quimera


Ilustración por: Laura Castro


Tu carácter es digno de mi devoción.

Encaminas tu día con tanta elocuencia

que todo el mundo se pregunta cuál es tu secreto.

¿Cuál es tu secreto para ser inquebrantable?


Tu presencia emana la más pura calma

y tus palabras eliminan por completo mi incertidumbre.

Cada vez que te pienso, anhelo ser como tú.

Ese manto de luz que recubre tu cuerpo

te protege de lo que dirán,

para que sigas encarnando mi ejemplo en este mar de apariencias.


Pero en las más oscuras de las noches me sigo preguntando,

¿Cuál es tu secreto para aparentar ser inquebrantable?

Porque sé que no hablas tus pensamientos ni mucho menos tu sentir.


Tu silencio es el protagonista,

tu soledad te delata.

¿Eres una ilusión, verdad?


Intuyo que tus éxitos son una falacia,

o al menos eso es lo que has de creer.

La imagen que arrastras con tanta labia

termina siendo otro de tus infortunios,

porque en esta selva de apariencias

tú eres una víctima más.


Tranquila, llora.

Al final te aseguraste de que nadie oiga,

porque te condenaría saber

que te han derrumbado de su pedestal.


Tu sonrisa puede engañar a algunos

pero a mi no,

porque ya sé tu secreto,

tu secreto para convencerte de que eres inquebrantable,

pues en tu jaula imaginaria

has concebido el mejor de los espectáculos,

el de ser y no ser,

el de negar con deseos de confiar,

el de obligarte a confiar en tu utopía,

cuando sabes muy bien que vives sumergida en un mar de vergüenza.



Aspiro que esta pueda ser tu catarsis,

pero dudo que lo sea.


45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3:17 AM