Buscar

Oda al verso


Ilustración por: Mariana Espinosa



El verso, forma de escritura más sencilla

Pero a su vez la más compleja

su dualidad es una maravilla

Al alma vacía la deja repleta

Las llamas de nuestros infiernos se apagan

Al nevar versos, convirtiéndolo en paraíso.

Relación de confianza con la pluma

Se convierte en una andanza esplendorosa

Una danza magnífica entre la espuma

La piel destila calma cuando los dedos la rozan

Inicia el frenesí de ideas, como una rosa.

Pues de lo bello de sus pétalos puede pasar

A la espina más agónica repleta de dolores

La escritura es lo único que permite aún andar

Todo pasa de blanco y negro a colores.

Es la calma a la tormenta del no presente

La lluvia tras la sequía, el suspiro al dejar ir

La campanada avisando que estás consciente

Lo que brinda la capacidad de transmitir

Lo que nos permite pensar en lo que seremos

Sin su guía al intentarlo enloqueceremos

El pretexto de la máscara más cara

A la que llamamos hoy día amor

Pues a través del verso cupido dispara

Pero a través de este también se cura el dolor.

Es el arma más poderosa del escritor

Y no abuses de acusarle de cínico

Si ni conoces o comprendes lo agotador

Que es encontrarse en este rumbo cíclico

En el cual el verso te empuja lejos

Para que te puedas acercar a ti mismo

Para que pelando con crueles reflejos

De tu catarsis puedas empezar el sismo.


61 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3:17 AM

Quimera