Buscar

La Dualidad entre el Bien y el Mal representada en Cien Años de Soledad a través del Realismo Mágico


Ilustración por: María José Suárez


A lo largo del tiempo el comportamiento del ser humano ha evolucionado y se ha ido delimitando por lo que moral y espiritualmente se considera correcto o incorrecto. El bien y el mal tienden a ser conceptos debatibles en la vida cotidiana. Dependiendo de la moral de cada persona y aquellos criterios o creencias que se tengan al respecto, la concepción de estos cambia. En el realismo mágico estas concepciones las manejan los autores de manera compleja, por lo que el lector muchas veces se lleva una visión incomprensible o confusa al respecto. Gabriel García Márquez, autor y escritor colombiano transmite esta visión en su obra más reconocida y ganadora del premio Nobel de literatura Cien años de soledad. Esta relata la historia de la familia Buendía a lo largo de 7 generaciones. Con esto el relato se divide en 4 etapas que transportan al lector por esa narrativa realista de la fundación del pueblo de Macondo que al mismo tiempo se fusiona con su inigualable toque mágico e irreal que le da una perspectiva de aquellos acontecimientos que marcaron la vida del protagonista el general José Arcadio Buendía. A lo largo de la obra García Márquez utiliza distintas técnicas características del Boom latinoamericano con las que le da la impresión al lector de un bien y un mal sesgado por lo que se considera algo predestinado.


En primer lugar, el autor presenta una evolución de los personajes y su prosopopeya como un truco camaleónico para introducir la forma en que el concepto de mal o de maldición implica una predestinación a este. Es decir, García Márquez induce a que en el caso de la familia Buendía estaría predestinada a siempre terminar de la misma manera. Un ejemplo de esto se presenta a lo largo de la línea masculina de los Buendía y como estos son hombres exitosos y reconocidos en una etapa ; sin embargo, estos al final siempre terminan siendo dictadores, pacientes psiquiátricos, etc. Aquí se plantea que la psicología del personaje se maneja en base al bien o a lo correcto hasta cierto punto y al cumplir la vida escrita para este linaje es cuando se torna maligna. Con base en esto el lector consigue una visión del mal a partir de algo que se considera hereditario, por ende esas ocurrencias incorrectas trascienden a lo largo de la vida de cada integrante. Algo similar ocurre con la concepción del bien, probablemente la etapa exitosa de la vida del primer Buendía no solo la vivió él, sino cada uno de los hombres que tenían el delirio de portar este apellido, esto se conocía como la “buena racha” de esta familia, con el que cada uno le traía orgullo a su pueblo fundado.


En segundo lugar, de acuerdo con Rasha Mohammed, “El Realismo Mágico demuestra la capacidad del novelista de trascender el realismo a través de distintos mecanismos, y la misma libertad la aplica en verter su perspectiva del bien y del mal. Por último, el lector se deleita en el manjar repleto de antítesis y dualidades perseguidas por los escritores en sus técnicas narrativas.” (Mohamed, 2011). En el caso de García Márquez se evidencia esto a través del uso del ideal que todo lo que parece estar bien siempre recibe cierto castigo en la conciencia del individuo. Un ejemplo de esto es cuando se da a conocer la relación secreta que se mantenía entre la tía Amaranta Úrsula y su sobrino Aureliano Babilonia. En un principio se establece una realidad en la que esto se denota como un acto bueno; sin embargo, cuando están a punto de ser descubiertos la moral de estos recibe el castigo ya que es cuando se le muestra al lector que esta acción realmente tenía una connotación incorrecta. Con esto el autor utiliza esa magia que se incluye en el texto para hacer que el mal prevalezca sobre el bien, y mostrarle al público cómo cada acto bueno conlleva a la aparición del mal en algún momento de la vida del personaje. Otra característica importante al respecto es como García Márquez implementa en los personajes cualidades contradictorias u opuestas (en este caso uno simbolizando el bien y el otro el mal) con los que realiza la dualidad entre estos y muestra cómo al final el que se caracterizaba como malo termina suprimiendo a su contraparte.


En conclusión, la concepción del bien y el mal propuesta por García Márquez en conjunto con el realismo mágico se puede aplicar al mundo actual debido a que en diversas ocasiones el mal tiende a opacar el bien y este termina predominando. Como también las acciones y el destino que fueron prescritas para la familia Buendía se pueden aplicar para distintas familias que al parecer siguen el ejemplo de sus antepasados y con eso terminan corriendo por el mismo destino que ellos. Finalmente, estos dos conceptos representan una dualidad que depende de distintos factores como la perspectiva y entendimiento. Al final, en la mayoría de los casos uno de estos termina predominando en la vida de la persona y define el actuar de esta y la moral subyacente que se encuentra dentro de esta.


__________________________________________________________________________________


REFERENCIAS:

  1. Mohamed, R. (2011). Bien y el Mal, en Cien años de soledad de Gabriel García Marquez y Las veladas de las mil noches, de Naguib Mahfuz. Retrieved 22 April 2021, from https://webs.ucm.es/info/especulo/numero48/ggmnmaf.htm://

113 vistas9 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

1 + 1 = 1