top of page
Buscar

El ciclo eterno de la vida

Gabriel Machado

Con un día negro y un negro cielo, ¿cómo me alegro? Hay allegro y hay dinero, pero aún no hay arreglo. Negros días que me cansan, cosas malas que aún me pasan, y la vida que cuanto más vivo, más cosas me demanda.


De Colombia a California, y de Polonia a Bosnia, viajando sin descanso, con insomnio a ceremonias. Si no hay trabajo, no hay dinero, y sin dinero no hay vida, pero sin tiempo para vivir, ¿qué es lo que se pierde a no vivir?


Llego a casa y ahí estoy, sentando, pies y piernas, cansado. Viene viento, vela viento, como música, un instrumento. Miro al cielo y me pregunto, y en mis oídos escucho un barrunto, y miro al viento que está en ciclos, sin más tardar me pregunto:


“¡Que ironía!” me digo a mí mismo, “¡Yo no lo puedo creer!”. “Por más que venga y vuelva el viento, ¡nunca se va a mover!” “Si ni el viento, rompedor de montañas, logra escapar de la vida, que chance tengo yo, de escapar de este ciclo sin heridas?”


Finalmente, cierro los ojos, no hay más que ver. Negro veo, veo nada, pues no hay nada más a conocer. Ya se sabe del futuro, de lo que se espera, sé que no cambiará. Cierro mis ojos, con la esperanza que algún día especial llegará.

10 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Te miro para ver si me ves mirarte

Por: Valeria Romero Te miro para ver si me ves mirarte Desde lejos te veo, veo el pavor en tus ojos Veo cómo mi mirada te repara, de arriba a abajo Y me deleito al ver como tu terror crece. Me volteo

Decías que me amabas

Martina Rodríguez Castro Como me pudiste haber tratado así, cómo me pudiste haber dicho eso. Dices que me amas, de verdad me amas o solo quieres amar. Si me amaras de verdad nunca me hubieras tratado

EL RACISMO

David Ortiz Polo El racismo es un veneno, Que mata el alma y el corazón, Nos separa en vez de unirnos, Y nos lleva a la perdición. En la escuela, en el patio, A veces se siente en el aire, La tensión

bottom of page